viernes, 18 de marzo de 2011

Un poco de todo (XIV)


- Dos seguidores muy especiales se han unido a mi blog últimamente: Nietzsche, que es miembro de un blog interesantísimo llamado La inacabada folie de Nietzsche en el que escriben otras tres personas, si mal no he entendido. Otra de las miembros, Folie, me encanta también. Tienen una forma de decir las cosas distinta a todo lo conocido. Son directos, profundos, no tienen miedo a tocar todos los temas. Me gusta especialmente la manera como acaban los posts, siempre imprevisible, desconcertante. Me encantó especialmente uno de Nietzsche, Cobardía, escrito recientemente.
El otro seguidor es Erick Bojorque, que tiene varios blogs, uno de Arquitectura. Supongo que llegaría al mío por la sección que dedico sobre este tema.
Es un descubrimiento maravilloso haber conocido a estas personas y estas nuevas formas de ver el mundo.

- Es tremendo lo que ha pasado en Japón. Cada vez que veo en televisión esas imágenes de la crecida del mar y el oleaje incontenible que arrasaba todo lo que encontraba a su paso, me siento sobrecogida. Me ha llamado la atención lo negras que eran las aguas. Qué siniestro. He leído, no sé si será cierto, que Japón se ha movido unos metros a raíz de este seísmo, y el eje de la tierra también, cosa que ya dijeron cuando lo de Sumatra. Al final se va a terminar alterando el efecto Coriolis aquel, que da título a este blog. 
Es cierto que es admirable la forma como se está comportando la población. Los japoneses son un pueblo disciplinado y resignado, inasequible al desaliento. Los admiro.

- He conocido a un hombre, al que ya creía conocer, que me ha sorprendido. Él lo tiene todo para ser perfecto, aunque parece ser el único que no lo sabe, o su enorme modestia le impide reconocerlo. Es dulce, bueno, muy inteligente, sensible, cariñoso, trabajador, educado... Cuando está temeroso o inseguro dice muchas cosas que no son verdad, pero no lo hace con mala intención, son escudos que se pone para protegerse. Creo que aún no ha asumido que no es una persona convencional. Tengo la impresión de que nos parecemos. Estuvimos charlando, pero no estábamos en situación ninguno de los dos. En cierto momento me hizo sentir mal y fui brusca con él. Cuánto lo lamento. Es un ser tan vulnerable, me parece tan indefenso, que me conmueve profundamente. Es finísimo, y muy tierno. Me encanta.

2 comentarios:

Erick Bojorque dijo...

Saludos cordiales.
Pilar.

Eres muy amable.
Gracias por el maravilloso recibimiento.
No...He llegado a tu blog por tu perfil. Me gusta también la película "Único testigo".
De sea manera he encontrado muy buenos blogs.

Atentamente
Erick Bojorque

pilarrubio dijo...

Nunca lo hubiera pensado. De cualquier forma, gracias por estar ahí.

 
MusicaServicios LocalesContadorsAnuncios ClasificadosViajes