viernes, 14 de febrero de 2014

Amor, amor: Beyoncé y Jay Z


En un día como hoy de los enamorados el periódico nos trae algunos ejemplos de parejas de larga duración, iconos del romance, cuyas relaciones despertaron curiosidad y admiración a su alrededor, pues que el amor dure tanto parece ser algo poco corriente. Las parejas propuestas son las típicas que se suelen mencionar cuando llegan estas fechas: Lennon y Yoko, Paul Newman y Joanne Woodward, Dalí y Gala, entre otras.

Aunque pienso que en realidad no es tan poco corriente el amor intenso y duradero. Cuántas personas anónimas lo viven y no se dan a conocer porque no son famosas. Los ejemplos citados son amores de otra época, en la que parece que las parejas estaban asentadas sobre bases más solidas que las actuales. Por eso, cuando hoy en día vemos a una pareja famosa que disfruta de una pasión auténtica y de cierta duración nos quedamos maravillados, como si se hubiera obrado un milagro.

Es el caso de Beyoncé y su marido Jay Z. Echaron el otro día por televisión un reportaje sobre ellos con motivo del 2º cumpleaños de su hija. Es un canto al amor y al éxito en definitiva. Se la veía a ella en algunas de sus actuaciones, con ese físico espectacular que los partidarios de la escualidez tan de moda han criticado en alguna ocasión. La cantante, sin complejos, antes al contrario, orgullosa de los dones que la Naturaleza le ha otorgado, se movía incesantemente al ritmo de sus canciones acompañada por sus coreografías femeninas habituales. Su melena al viento, su vestimenta siempre sugerente, diseñada con muy buen gusto, enseñando mucho muslo, todo ello componía un conjunto magnético que, unido a su talento para el baile, atrae la atención de cualquiera aunque no se sea aficionado a su música.

En otro momento del reportaje Beyoncé, celebrando algo en su casa, con una copa de vino en la mano y dirigiéndose a los presentes, familiares y amigos de los dos, dedicaba emocionada unas palabras y un brindis a su marido, que la escuchaba atentamente, con esa expresión entre tierna y seria que le caracteriza. Su mujer quería manifestar su admiración, su agradecimiento y su amor al hombre de su vida. “Gracias por todo lo que has hecho por nosotros, los que aquí estamos. Cuánto te debemos. Te conocí cuando tenía 20 años y desde entonces cuánto me has enseñado”.

Realmente cuesta imaginar una vida anterior en la que Jay Z no lo haya tenido todo. Su fortuna, incalculable, sus prósperos negocios como empresario en todo tipo de productos, su ya larga y fructífera carrera musical, son un cúmulo de felices circunstancias que hacen que su vida sea el paraíso en la tierra. Pero no siempre fue así.

Jay Z vendió crack en su juventud, y estuvo envuelto en más de una reyerta con armas blancas y de fuego. A un hermano le disparó porque intentó robarle sus joyas, me imagino que todos esas cadenas, anillos y demás parafernalia que a los raperos gustan de lucir. Quizá por eso, a pesar del tiempo transcurrido, le quede ese aire melancólico y taciturno, ese ensimismamiento, que contrasta con sus enormes sonrisas en ciertos momentos de su vida, cuando está con su mujer, su hija o sus amigos.

Nadie mejor que él valorará lo que tiene ahora, lo que ha conseguido, porque antes le faltaron muchas cosas. Nadie le ha regalado nada, todo se lo ha ganado con esfuerzo, y con inteligencia, hábil como es para los negocios. Contrasta enormemente su poco agraciado rostro con la belleza de su mujer cuando están juntos. Ella sin embargo lo mira embelesada, pues ve en él cosas profundas que se nos escapan al resto de los mortales. Son ellos dos, Beyoncé y Jay Z, la representación de la buena fortuna en todos los sentidos, lo que todos querríamos tener. Una mezcla de azar y dedicación ha sido la pócima mágica que lo ha hecho posible.

Amor, amor, como ese anuncio del perfume de Cacharel que me gusta tanto, posible y duradero hoy en día como en cualquier otra época. Amor, amor, eterno motor del mundo.


2 comentarios:

Sheol13 dijo...

Lo impresionante es los de Paul Newman y Joanne Woodward, 50 añazos juntos. Gracias por tu visita y voto, te devuelvo el favor. Un abrazo

pilarrubio dijo...

Gracias a tí. Un saludo!

 
MusicaServicios LocalesContadorsAnuncios ClasificadosViajes